miércoles, 28 de julio de 2010

Dejame entrar (Låt den rätte komma in - Let the Right One In)

Dejame EntrarEn 1896, un año antes de la publicación de la novela Drácula (de Bram Stoker), el mítico director George Méliès rodó un corto titulado La Manoir du Diable (La mansión del diablo), filme de dos minutos que da comienzo a una larga historia de vampiros en el cine.

Luego de la producción de Méliès, llegarían varias joyas y filmes de culto, como el Nosferatu de Murnau (inmaculado exponente del expresionismo alemán) o el Drácula protagonizado por Bela Lugosi. Con el correr de los años, este subgénero en el cine de Terror, fue tomando diversos caminos y formas.

Hoy, en pleno siglo XXI, los vampiros están de moda, una vez más. Pero en esta oportunidad no les voy a hablar de Twilight, sino de una producción sueca llamada Låt den rätte komma, cuyo título internacional en inglés es Let the Right One In y para los hispanohablantes se ha traducido como Déjame Entrar.

Antes de comenzar a hablar de Dejame Entrar, quiero destacar que el cine sueco ya nos ha regalado grandes producciones, en especial de la mano del realizador Ingmar Bergman y filmes como Det sjunde inseglet (El Séptimo Sello). Si bien no sería justo comparar a Déjame Entrar con El Séptimo Sello, es válido decir que ambas son películas que tratan al cine como arte, filmes que se permiten hablar sin palabras y hacer que los silencios lo digan todo. Esto es precisamente lo que impacta en Déjame Entrar, la posibilidad de jugar con los planos (cortos y largos), dejar que las palabras sean las justas y necesarias y permitirles a los actores decir, sin tener que hablar. Déjame Entrar rescata la verdadera esencia, no sólo de las películas de vampiros, sino que también bebe de la fuente sagrada del séptimo arte y deja plasmada su calidad en la pantalla.

La trama nos muestra a Oskar, un muchacho de 12 años que vive en la fría Estocolmo con su madre. Oskar es algo introvertido y distinto a los demás. Maltratado por algunos de sus compañeros de clase, parece estar mejor jugando solo, hasta que una peculiar vecina se muda en la casa de al lado. Eli es un ser que aparenta la misma edad que Oscar, pero que en realidad ha vivido muchos años más, ya que en realidad es un vampiro, una criatura feroz y temible, en el inocente cuerpo de una niña.

La llegada de Eli a la ciudad, trae consigo muerte y miedo en la gente. Mientras los vecinos se preocupan por detener esta ola de asesinatos, la relación entre Eli y Oskar va creciendo, con el inevitable amor que comienza a sentir el muchacho por esta particular e inquietante criatura.

Si bien la película tiene algunas escenas que hielan la sangre, la trama transcurre más cerca del drama que del terror. En todo caso, este filme es, en parte, un viaje al interior de los personajes, donde veremos lo mejor y lo más terrible de ellos.

Esta película está basada en la novela de John Ajvide Lindqvist (con guión del propio autor). La dirección estuvo a cargo de Tomas Alfredson y en los roles estelares brillan las actuaciones de Lina Leandersson (Eli) y Kåre Hedebrant (Oskar).

En octubre de 2010 se estrenará la remake norteamericana de este filme, que contará con la dirección de Matt Reeves. ¿Podrá estar a la altura de esta joya del cine sueco?

4 comentarios:

Benny Hill dijo...

A mi me parecio leeeeeeennnnnnnntttttaaaaaaaaaaaa como todas las peliculas suecas le doy un 6 !!!

Silvia dijo...

a mi si me gusto mucho la pelicula, me parecio interesante la manera de ver a los vampiros, sale de lo comun

Damián dijo...

Muchas gracias por dejar sus comentarios. Es muy interesante onocer otros puntos de vista sobre la película. A mí me parecie una película que tiene muy interesante, que toma el cine como arte, en los tiempos en los que la acción no le dan respiro a este tipo de películas. Una forma diferente de encarar el género.

Alexandra dijo...

Cada vez que leo una entrada de ésta película, no me puedo resistir y he de opinar. A mí me gustó mucho,me pareció ,como bien escribiste, más drama que terror. Los personajes entrañables y la secuencia de la alberca, una de las más brutales y aterradoras que he visto, sobre todo, por la cantidad de infantes en ella.
El libro, es excelente y lo disfruté de inicio a fin. Muy recomendable.

No sé si estoy predispuesta con la fábrica de Hollywood, pero algo me dice, que van a terminar dándole en la torre a ésta pieza del verdadero cine de vampiros. Ojalá no sea así, aun que lo dudo.

Salu2 y un gustazo regresar a tus lares nuevamente.


Las imágenes y logos mostradas en este blog son propiedad de sus respectivos autores y/o dueños