jueves, 4 de junio de 2009

Terminator Salvation : Crítica

Desde hace mucho tiempo que se viene mencionando a esta producción como uno de los filmes más esperados de los últimos años, especialmente desde que se supo que Christian Bale era el elegido para interpretar a esta nueva versión de John Connor.

Precisamente Christian Bale, actor de sólida trayectoria en el cine, también fue el encargado de revivir a la figura de Batman, que había caído en desgracia luego de los no muy afortunados filmes de Joel Schumacher. Producciones que habían marcado un retroceso, respecto a la fantástica atmósfera que había sabido imprimirle el genial Tim Burton.

Dejando a un lado la franquicia de Batman y regresando al universo Terminator, uno de los aspectos más destacados de este filme, especialmente para los seguidores de esta historia, es que por primera vez pueden ver en el centro la escena al John Connor del futuro. En esta película no hay cyborgs enviados al pasado para aniquilar a una madre de un hijo que aún no nació, ni tampoco existen villanos de acero líquido empecinados en matar a un adolescente que se convertirá en el líder de la resistencia de una guerra que aún no se inició. Nada de eso, en esta historia, John Connor está al frente de la resistencia, que aún con sus diferencias, intenta llevar adelante su batalla contra las máquinas.

En este filme también tenemos un acercamiento a un John Connor más humano, con errores y aciertos, que demuestra su liderazgo, pero que también se encuentra con personas que no piensan como él. Precisamente, este John Connor es el héroe de carne y hueso del que oímos hablar por primera vez hace más de 25 años, en el primer filme de James Cameron, como una fantástica leyenda futurista de un nuevo mesías que estaba por venir.

Centrándonos en la película, es importante destacar que es una producción de varios millones, de los cuales, parte fueron destinados a los efectos visuales. Algunas críticas que recibió esta producción luego de su estreno fueron por falta de argumento y por tener, en algunos momentos, el ritmo desenfrenado de un videojuego, en lugar del que debería tener un filme de cine.

Respecto al primer punto, en realidad la película cuenta varias historias que se terminan cruzando. La cantidad de avances que precedieron el estreno, quizás le quitaron algunas sorpresas a la historia, que de otra forma podrían haber causado mayor impacto en el público. Un ejemplo de esto es la condición de Marcus, quien durante gran parte de la película se encuentra en una búsqueda de su identidad y por saber que fue lo que marcó su destino. Sin dudas la intervención de Marcus Wright (Sam Worthington) es una de las claves del filme. Pero pierde bastante sorpresa dentro del filme, el hecho de que en los trailers se haya mostrado demasiado sobre este personaje.

Por otra parte está Kyle Reese (Anton Yelchin) que se entrelaza en la historia con Marcus y luego con John. Y, vaya paradoja, en este filme no son Sarah ni John los más buscador por Skynet, sino que aparece un joven Kyle Reese como el objetivo número uno.

Finalmente, como columna vertebral de la historia, se encuentra John Connor, tratando de comprender la naturaleza de Marcus e intentando encontrar a Kyle para protegerlo. Algunos han criticado la actuación de Christian Bale, asegurando que por algunos momentos su voz toma el tono oscuro y áspero del Batman compuesto para los filmes de Christopher Nolan. Sin embargo, y más allá de este comentario, Bale compone a un John Connor creíble, aunque, como ocurre con otros personajes, quizás sería bueno verlo con una mayor variedad de emociones.

Dentro de los personajes secundarios, sin dudas el que más luce es el siempre duro Michael Ironside en el papel del General Ashdown y Helena Bonham Carter, como la Dra. Serena Kogan. Se diluye en el filme la labor de Bryce Dallas Howard en el papel de Kate Connor, ya que el personaje no ofrece gran riqueza en esta entrega. Esperamos que en la próxima el personaje tome mayor vitalidad, ya que puede ser explotado mucho mejor.

Mención especial para Linda Hamilton, prestando su voz para las grabaciones que escucha John de su madre, Sarah Connor, en las que busca respuestas al desolador mundo que le toca vivir. También es de gran calidad el montaje digital del rostro de Arnold Schwarzenegger, para volver a darle vida a uno de sus personajes emblemáticos de esta franquicia.

Podemos afirmar que Terminator Salvation es un buen entretenimiento para los amantes del cine de acción. Los seguidores de la saga encontrarán una nueva atmósfera en esta producción y podrán ver otra faceta de los personajes que conocieron anteriormente en otras entregas. También hay lugar para homenajes, como por ejemplo un I'll be back en los labios de John Connor o un fragmento de You Could Be Mine de Guns N' Roses, que nos llevan rápidamente hacia Terminator 2, con escena de moto incluida, pero esta vez en el año 2018.

Terminator Salvation no logra superar a las impactantes primeras dos versiones, que son todo un icono en el género, aunque marca un nuevo rumbo luego de una tercera parte donde el timón parecía tambalear. Quizás con algunos ajustes, se pueda fortalecer la historia para mostrar un resultado aún más aceitado en la siguiente película, que desde antes del estreno de esta producción, está siendo esperada por todos los fanáticos en todo el mundo, que desean ver más sobre el apocalíptico destino del mundo y la lucha contra Skynet.

El párrafo final es para el director del filme McG. Su labor se destaca especialmente en los efectos visuales, la trama es llevadera, aunque con algunos altibajos. Quizás lo que más se le podría cuestionar a McG, es el tema de los momentos donde los personajes muestran (o deberían mostrar) sus sentimientos. Las escenas de tensión emotiva no llegan a plasmarse a su máximo nivel, y a pesar de contar con muchos elementos que podrían haber conmovido a la platea, las escenas, por lo general, no llegaron al máximo de su potencial. En líneas generales se puede decir que McG estuvo correcto en su rol, pero claro está, su labor quedó lejos de lo que quizás hubiera podido lograr James Cameron.

1 comentario:

Alexandra dijo...

Me dejaste intrigadísima. Mira que no soy propiamente fan de la saga de Terminator, pero con Christian Bale protagonizándola me tranquiliza un poco, porque éste chico ha tratado de escoger buenos papeles y no he visto nada tan malo como para perderle la fé. Espero que pronto la estrenen acá y ya te comentaré cuando la vea.

Salu2.


Las imágenes y logos mostradas en este blog son propiedad de sus respectivos autores y/o dueños