lunes, 27 de abril de 2009

El Ilusionista (The Illusionist) – Crítica

The IllusionistEl Ilusionista es una película que fue estrenada en el año 2006 y que nos sumerge en una historia que transcurre a principios del siglo veinte en Austria, con un misterioso mago en el centro de la escena. Cabe destacar que la trama, además de llevarnos a recorrer el mundo de la magia, también cuenta una intensa historia de amor, con toques de misterio y policial.

En el elenco se destaca Edward Norton, como un mago llamado Eisenheim. La bellísima Jessica Biel encarna a Sophie, la eterna enamorada de Eisenheim. Sin embargo, el actor que se lleva todos los aplausos en este filme es, sin dudas, el enorme Paul Giamatti, quien interpreta al Inspector Uhl, quien es el verdadero narrador de lo que ocurre en la película.

No es un hecho menor que sea el Inspector Uhl el que ofrece su visión de los sucesos, ya que a través de sus datos se van develano detalles de la vida de los personajes, especialmente de Eisenheim, quien vive un romance prohibido con Sophie, una joven duquesa prometida al desalmado príncipe Leopold (interpretado por un sólido Rufus Sewell), quien planea apoderarse del trono a cualquier precio.

El duelo actoral entre Norton y Giamatti es memorable, desde los diálogos hasta las miradas y especialmente los silencios. Ambos interpretan a personajes que se ven enfrentados por los sucesos, pero sin embargo comprenden la situación que vive el otro. El Inspector Uhl tiene una confesa admiración por Eisenheim, al punto que desea conocer sus trucos, pero al mismo tiempo debe cuidar los intereses del príncipe Leopold, llegando hasta situaciones que lo pondrán al límite de lo que su propia conciencia le dicta.

En la película está presente esa lucha que va creciendo en el interior del Inspector Uhl, quien, en muchas ocasiones, se ve superado por los sucesos, pero que no se detiene en su cometido. También se puede ver claramente las diferencias de clases, que se presenta como uno de los elementos del filme. La trama contada en El Ilusionista muestra, por sobre todas las cosas, una historia donde las cosas no son lo que parecen.

La dirección del filme estuvo a cargo de Neil Burger, quien también escribió el guión basándose en un cuento corto de Steven Millhauser, llamado Eisenheim the Illusionist.

Párrafo aparte merece el aspecto visual del filme que recuerda ciertas características del origen del cine, aunque esta producción sea en color y con toda la magia de los efectos digitales de su lado. La fotografía cumple un rol importante en esta película, al igual que los climas logrados por el director.

La crítica y el público se ha divido al valorar este filme. Pero como siempre nos gusta recomendar desde este espacio, lo mejor es que el espectador pueda juzgar una obra con sus propios ojos y El Ilusionista, es una película que vale la pena ver y disfrutar desde el principio hasta el final.

Sitio web oficial de la película: http://www.theillusionist.com/

2 comentarios:

Alexandra dijo...

Una crítica acertadísima, ésta película me gusta mucho básicamente por el aspecto visual, más que por la trama en sí.

Tienes razón en cuanto a que las actuaciones de Norton y Giammatti son intensas, muy bien logradas y sobre todo Giamatti se luce, en la escena en la que se pone a curiosear en el almacén del mago, vuelve a ser un pequeño. Me encantó.

Buena reseña, salu2.

Mago dijo...

Me encanto la película, Edward Norton actuó espectacular! es un genio. Saludos! Viva la Magia!


Las imágenes y logos mostradas en este blog son propiedad de sus respectivos autores y/o dueños